18 may. 2018

pasta fresca de espelta integral

pasta fresca de espelta integral

Cada vez me gusta más preparar recetas con ingredientes integrales y por eso he decidido explicaros cómo preparo en casa la pasta fresca integral. En este caso tagliatelle de espelta integral.

Por supuesto, puedes adaptar la receta y preparar tu propia pasta con trigo común. Las cantidades son las mismas, pero no será necesario que eches agua. Si no has hecho nunca pasta fresca, igual es mejor que comiences haciéndola con harina común porque la masa resultante es más fácil de trabajar, pero una vez que hayas aprendido a hacerla, puedes prepararla con harina integral sin ningún problema.


Ingredientes (para 1 persona):
100 g. de harina de espelta integral
1 huevo grande
1 cucharada de agua
1 pellizco de sal

Preparación:
Bate el huevo y el azúcar en un bol amplio. Añade la sal y la mitad de la harina y amasa con una espátula de madera.

Añade poco a poco el resto de la harina. Dependiendo del tipo de harina puede que no necesites echar toda o puede que tengas que añadir un poco más. con la práctica aprenderás cuál es la consitstencia justa.

Amasa unos 10 minutos a mano y haz una bola. Envuélvela con papel film transparente y déjala reposar en el frigorífico al menos una hora.

Para pasar la masa por la máquina de hacer pasta, coge pequeñas porciones y dales forma de bola. Aplástala varias veces con un rodillo y si se pega espolvorea la masa por ambos lados con un poco de harina.

Pon el rodillo de la máquina para pasta en la abertura más grande (el número de esta abertura varía según la marca de la máquina, puede corresponder al número más pequeño o al más grande).

Pasa la masa para comenzar a estirarla. Si al principio se rompe o se pega, necesitará algo más de harina. Dóblala sobre sí misma y vuélvela a pasar hasta que quede más lisa. Cada vez que pases la masa por las diferentes aberturas, si la notas un poco húmeda, añade un poco de harina por ambos lados y extiénde la harina con la mano por toda la superficie.

Para estos tagliatelle he pasado la masa hasta la penúltima apertura.

Por último, cuando hayas estirado la pasta hasta conseguir el grosor deseado, deberás pasar las láminas por el accesorio de la máquina para cortar.

Una vez cortada la pasta la debes colgar y dejar secar durante unas horas. Yo para he esto utilizo un colgador de ropa plegable que tengo dentro de casa o ato una cuerda fina de punta a punta de una habitación y cuelgo la pasta en ella.

13 may. 2018

pan de molde de espelta integral

pan de molde de espelta integral

Hoy quiero mostraros cómo hacer un pan de molde sencillísimo elaborado con harina de fuerza y harina integral de espelta.

La espelta es un tipo de trigo que aunque contiene gluten (y por lo tanto no es apta para celíacos), parece ser más fácil de tolerar que el trigo común. Además, si es integral, es más nutritiva, su absorción por el organismo es mucho más lenta y produce mayor sensación de saciedad.

El resultado es un pan con una miga muy tierna y de un agradable sabor. Las semillas también las podéis meter en la masa, aunque esta vez yo sólo las he puesto por fuera.

Ingredientes:
300 g. de harina integral de espelta integral
200 g. de harina de fuerza
14 g. de levadura fresca de panadero
250 ml de leche
70 ml de agua templada
25 g. de mantequilla
1 cucharadita de sal
2 cucharaditas de azúcar
semillas variadas (lino, pipas de girasol...)

Preparación:
Comienza preparando el prefermento. En un recipiente mezcla 100 gramos de harina de espelta, 50 gramos de harina de fuerza, un trocito pequeño de la levadura y un poco de leche. Mezcla hasta obtener una bola, cubre con un paño y deja reposar una hora.

Pasado este tiempo, echa el resto de la leche y el agua en el recipiente donde has dejado reposar el prefermento y disuelve éste lo más posible.

Aparte, echa en un bol las harinas, la sal y el azúcar. Mezcla bien y añade el resto de la levadura. Echa esto en el bol del prefermento y amasa hasta que la harina haya desaparecido. Después, sobre la encimera amasa un poco más y añade la mantequilla. Amasa durante 10 minutos. Deja reposar 5 minutos cubierta con el bol y vuelve a amasar otros 10 minutos. Repite esto varias veces hasta obtener una mas homogénea. Haz una bola con las manos aceitadas y deja levar en un bol hasta que duplique su tamaño (1 hora y media aproximadamente dependiendo de la temperatura).

Después, desgasifica la masa con as manos y pesa la masa. Divídela en 2 o 4 porciones de igual peso y dales forma de bola. Si divides la masa en 2, después de hacer la bola dale forma alargada del tamaño de molde. Yo he usado dos moldes pequeños de 9 cm de anchura por 19 cm de largura y 5 cm de profundidad. Estos moldes tienen una capacidad de 500 ml de agua, así que si tus moldes son más grandes tendrás que calcular las cantidades de los ingredientes. Como véis en la imagen, en un molde he puesto dos bolas de unos 200 gramos cada una masa y en otro 1 bola más alargada de unos 400 gramos.

Pon papel de horno en cada molde y coloca las bolas dentro. Cubre con un paño y deja reposar en el molde durante 1 hora aproximadamente.

Pincela la superficie con agua y echa las semillas por encima.

Precalienta el horno a 220 ºC, baja la temperatura a 200 ºC y hornea unos 30 minutos en la parte media del horno con calor arriba y abajo. Yo pongo una bandeja pequeña en el horno y cuando meto los panes, echo en esa bandeja un poco de agua para que se haga vapor. Los últimos minutos, cuando la parte de arriba del pan está bien dorada, pon el horno solamente con calor en la parte inferior para que el pan se termine de hacer.

Saca el pan del horno y deja enfriar sobre una rejilla para que el pan no se recaliente. Si no lo vas a consumir todo, córtalo en rodajas y congélalo.

8 may. 2018

helado de naranja

helado de naranja

¡De nuevo una receta de helado! Esta vez de naranja. Se trata de una de las recetas de helado más fáciles que he preparado. No necesitas cocinar ningún ingrediente, así que no hay escusas. De hecho, esta es la principal razón por la que lo he hecho. 


El sabor de la naranja está muy presente y la nata le da mucha cremosidad. Si usáis naranjas muy dulces, podéis reducir la cantidad de azúcar. Os aseguro que a pesar de su aparente simplicidad, este helado de naranja está muy bueno.

Ingredientes:
500 ml de zumo de naranja natural
1 limón
300 g. de azúcar
500 ml de nata para montar (38%)

Preparación:
Mezcla los zumos y cuélalos.

Añade el azúcar y bate hasta que se haya disuelto bien.

Monta la nata y echa el zumo poco a poco. Cuando esté bien mezclado, vierte la mezcla en la heladera o en el congelador. Si optas por el congelador, echa la mezcla en un recipiente metalizado y bate cada media hora hasta obtener la consistencia deseada.

Fuente: Cocina en familia.


30 abr. 2018

pollo con zumaque

pollo con zumaque

Hace ya tiempo que descubrí lo bien que queda la carne marinada con especias y melaza de granada. Por eso, cuando vi la receta de este pollo asado en el programa del cocinero británico Rick Stein, De Venecia a Estambul, no dudé en prepararlo. La melaza de granada es muy fácil de preparar (tenéis la receta aquí) y la especia zumaque (también conocida como: sumac, sumak, summaq, shumac, sumaque, somag)  le da un sabor increíble. Es una especia muy usada en Turquía y tiene un sabor agridulce muy agradable. Os aseguro que se ha convertido en una de las especias imprescindibles en mi cocina. Va muy bien en carnes, kebab, ensaladas, arroces...


Ingredientes:

8 muslos de pollo
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de semillas de sésamo

Para el adobo:
2 cucharadas de zumaque
2 dientes grandes de ajos triturados
½ cucharadita de hojuelas de cayena
1 cucharada de puré de tomate
2 cucharadas de melaza de granada
1 cucharadita de sal

Preparación:
Mezcla todos los ingredientes del adobo y unta el pollo con él. Déjalo en la nevera durante al menos 1 hora.

Pasado este tiempo, precalienta el horno a 200 ºC.
Pon el pollo en una bandeja para asar, rocía con aceite de oliva, extiende bien con un pincel y echa las semillas de sésamo por encima. 

Asa en el horno durante 30 minutos o hasta que el pollo esté dorado por fuera. 

Este tipo de recetas la puedes acompañar de una ensalada y de un arroz basmati al vapor, pero yo esta vez lo he acompañado de una ensalada y unos boniatos asados. Todo un acierto.



26 abr. 2018

bizcopan

bizcopan

Hace unos días vi esta receta en Internet y no pude resistirme. Se trata de una combinación de pan blanco y bizcocho de chocolate. El contraste de texturas es muy interesante y como ya os podréis imaginar con un poco de Nutella está delicioso. Por lo visto es un pan de molde muy habitual en muchas panaderías de Taiwan. Es muy fácil de preparar y el bizcocho es muy esponjoso y muy tierno.

Yo he puesto las cantidades para un molde pequeño de 18,5 cm de largo, 9 cm de ancho x 5 cm de profundidad y mi consejo es que, para aprovechar el horno, dupliquéis las cantidades y hagáis dos panes ya que los podéis cortar en rebanadas y congelar. Sigue estando muy bueno una vez descongelado.

Ingredientes:

Masa de pan:
120 g. de harina de fuerza
20 g. de azúcar
1/8 cucharadita de sal
15 g. de huevo
1/2 cucharadita de levadura seca
55 g. de agua o leche
10 g. de mantequilla a temperatura ambiente

Bizcocho de chocolate:
2 yemas de huevo
15 g. de azúcar
18 g. de aceite de girasol
18 g. de agua
33 g. de harina de repostería
1 cucharadita maizena
1/8 cucharadita de polvos de hornear
1 cucharada de cacao en polvo
1 pizca de bicarbonato de sodio
1 pizca de sal
2 claras de huevo
25 g. de azúcar

Preparación:
Unta el molde con mantequilla y un poco de harina.

Para preparar la masa de pan tienes que mezclar todos los ingredientes, excepto la mantequilla y amasar. Cuando esté todo bien mezclado, incorpora la mantequilla, y amasa hasta que se forme una masa muy elástica. Deja reposar la masa tapada con un paño durante 50 minutos.

Pasa la masa, divídela en tres porciones iguales y dales forma de bola. Pon cada bola en el molde y déjalas reposar durante 20-25 minutos.

Mientras, precalienta el horno a 170 ºC.

Ahora prepara el bizcocho. Mezcla muy bien con ayuda de unas varillas las yemas con el azúcar. Agrega el aceite y mezcla bien. Después el agua y después los ingredientes secos tamizados (harinas, cacao, bicarbonato, polvos de hornear, sal). Mezcla todo bien.

Aparte, bate con la batidora eléctrica dos claras de huevos y el azúcar hasta que se forme un merengue firme. Incorporar este merengue poco a poco a la mezcla anterior. Mezcla con movimientos envolventes hasta que todo el merengue haya desaparecido.

Echa esta mezcla por encima de las bolas de masa en el molde. Extiendela con una paleta y asedúrate de que no queden espacio sin llenar.

Hornea a 170 ºC durante 30-35 minutos. Deja reposar 5 minutos fuera del horno y desmoldaa con cuidado. Deja enfriar totalmente sobre una rejilla y decora con azúcar glas al gusto.

Fuente: Mis recetas favoritas.

Guardar