Pages

26 dic. 2017

fritos de carne y pimientos del piquillo

fritos de carne y pimientos del piquillo

Si habéis estado en Navarra, seguramente habréis visto en muchos bares este tipo de frito. Se pueden rellenar de lo que más os guste, bacalao, hongos, carne, huevo duro..., pero hoy he querido preparar los que hace mi madre, es decir, los de carne y pimientos del piquillo. En casa son de los más solicitados y no duran ni dos segundos en la bandeja.

Con estas cantidades salen unos 17 fritos y aunque normalmente la masa para el rebozado no lleva huevo, esta vez se lo he echado. Quería probar para ver qué tal quedaba la masa y lo cierto es que me ha gustado mucho el resultado. En cuanto a la harina, puedes usar harina normal, pero esta vez he usado harina bizcochona. Si usas harina normal, echa un poco más de bicarbonato. 


Ingredientes:
1 cebolla pequeña
1 ajo
250 g. de picadillo de ternera
3 pimientos del piquillo
7 cucharadas de harina
1 cucharada de Maizena
3/4 l. de leche entera
1/2 pastilla de starlux o 1 cucharilla de caldo concentrado casero
aceite de girasol para freír

Ingredientes pasa el rebozado:
100 g. de harina tamizada
1/4 de cucharilla de bicarbonato
100 ml de agua fría
1 huevos
1/2 cucharadita de sal

Preparación:
Pica finamente la cebolla y el ajo y sofríelos en un chorrón de aceite. Añade el picadillo y cuando esté hecho, añade 3 pimientos del piquillo bien picados. Echa un poco de sal y mezcla bien.

Cuando todos los ingredientes estén hechos, echa la harina y la maizena y remueve bien. Así no se te harán grumos cuando eches la leche. 

Añade la leche y echa media pastilla de starlux o una cucharilla de caldo concentrado casero. Remueve constantemente con una cuchara de madera y deja hervir a fuego medio durante unos 25 minutos para que desaparezca el sabor de la harina. Echa un poco de sal si fuera necesario.

Cuando la masa adquiere la consistencia deseada, déjala enfriar en una bandeja. Para que no se reseque la parte superior, coloca film transparente en contacto con la masa. 

En un bol prepara el rebozado. Mezcla los ingredientes secos y añade el huevo batido y el agua. Mezcla bien y reja reposar en el frigorífico durante media hora.

Con ayuda de un cuchara para helados coge pequeñas porciones de masa y colócalas en un plato plano. Échate un poco de harina en las manos, coge una porción y apriétala ligeramente para darle forma redonda. Vuelve a dejarla en el plato y repite hasta terminar todas las porciones.

Pon a calentar abundante aceite de girasol en una sartén. Echa suficiente cantidad como para cubrir algo más de la mitad de los fritos.

Saca la masa para el rebozado del frigorífico y echa de una en una las bolas. Cubre cada bola con el rebozado y cógela con una cucharilla para que se escurra la masa sobrante. Clava en la bola un palo de esos para hacer pinchos morunos (yo uso los que miden unos 16 cm) y échala en el aceite bien caliente. A mi personalmente usar una cucharilla y un palo me ayuda, pero usa lo que más cómodo te resulte. No eches muchos fritos a la vez para que te resulte más fácil sacarlos. Yo echo 2 o 3 fritos cada vez. Cuando se doren ligeramente, dales la vuelta y cuando estén dorados por ambos lados, sácalos y colócalos sobre papel de cocina.

Sírvelos calientes.



GuardarGuardar


GuardarGuardar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasaros por mi cocina. Espero que os animéis a hacer mis recetas y, ya sabéis, cualquier duda o sugerencia será bienvenida.